Foster (prólogo)

Prólogo ---Te lo advertí, nena--- me dice el mismo chico que pensé que me amaba.--- ...te dije que te alejaras de mí y no lo hiciste. ---Su mirada cambia de fría a una de lastima y decepción. Trago saliva y suspiro, mis ojos están llenos de lágrimas que me rehúso …

VACA-CIONES

El cielo era celeste, temperatura no había, el pasto verde y un campo amplio, como si estuviera dentro de un almanaque. La vaca masticaba un fardo y me miraba con cara de tonta, movía el hocico de un lado a otro. La toqué, la acaricie un poco, apoyé mi cabeza en su frente y le agarré los cachetes como si fueran masa de pan. Le dije que su cuero marrón y blanco era hermoso y que perdone por tantos homicidios a su especie, (no me animé a comentar de su rica carne y darle las gracias por el Tango Adidas N°5). La tomé aún más fuerte de sus quijadas y sin despegar mi frente de la suya le dije: “Hoy te convertís en héroe, hoy vas a escapar por algún lado de este campo, tenés que vivir la vida”, elevando mi tono de voz terminé por gritarle, “vos no sos cuero de nadie”.

Encuentro con Witold Gombrowicz

—¿Y por qué tomar ese riesgo, si ni siquiera sabías español?, —le pregunté esa mañana, mientras desayunábamos un sándwich de mortadela en la pensión para inmigrantes de la vieja Lourdes. Iban a cumplirse seis años desde que partí en un barco de Croacia con destino a Buenos Aires. —¿Y por …